es
eu

Trinidad Moro: "Todo eran malas noticias; de contagios, fallecidos, entonces decidí no ver la tele ni leer el periódico"

Ainara Arregi

Trinidad Moro (1931) es una de las personas que vive en la residencia Kirikiño del barrio Santutxu de Bilbao. Llegó a esta residencia hace 9 años junto a su marido. Compartían dormitorio hasta hace 7 años, que él falleció. Con la intención de recoger el testimonio de cómo están viviendo la pandemia del Covid 19 en las residencias, hemos concertado con Trini en una reunión telemática.

 

Nada más aparecer al otro lado de la pantalla, percibimos que estamos hablando con una mujer fuerte y positiva. A la pregunta de qué tal lleva la pandemia, nos responde con firmeza, que bien, muy bien. Nos cuenta que no ha sentido miedo en ningún momento de la pandemia, ni al principio de la llegada del Covid en 2020. "Hemos estado muy tranquilos, nos han cuidado muy bien" afirma esta forofa del Athletic. Añade que a pesar de las restricciones establecidas en las residencias, a ella este periodo de pandemia se le ha pasado rápido.

Ante la inesperada llegada del Coronavirus SARS-CoV-2 en marzo de 2020 y el desconocimiento sobre la afección que dicho virus generaba, las instituciones vascas se vieron obligadas a blindar las residencias, con el fin de evitar la expansión del Covid 19 y garantizar la vida y salud de los residentes. Por ello, como medida de prevención, se prohibieron las visitas en las residencias, así como, las salidas de los propios residentes. De puertas para adentro, una de las medidas de restricción fue la reducción de las actividades comunitarias, que al igual que en los colegios, pasaron a ser grupales, en burbujas, con el fin de controlar la expansión del virus y reducir los aislamientos, en caso de que el virus entrara a la residencia.

Trinidad nos indica que, en la medida de lo posible, ellos han continuado con sus actividades diarias pero en grupos reducidos, en burbujas. Por lo que, añade, han continuado con su rutina, excepto las salidas y las visitas que recibían del exterior. "Jugábamos al bingo, recortábamos figuras para decorar la residencia, salíamos al jardín. Todo lo hacíamos en grupos reducidos", añade Trinidad.

Una vez finalizada la pauta completa de la vacunación de las personas residentes en residencias, la Diputación Foral de Bizkaia reguló las visitas y salidas para retomar progresivamente la normalidad en las residencias. En el momento que entrevistamos a Trinidad, ella recibía 3 visitas semanales de sus familiares y allegados, y nos indica que agradece poder volver a ver a sus familiares, después de tanto tiempo.

En la residencia Kirikiño de Otxarkoaga, tampoco han estado exentos de la sobreinformación que han transmitido los medios de comunicación durante toda la pandemia, por ello, Trinidad optó por no ver la tele, ni leer el periódico, "porque, todo eran noticias malas; de contagios, fallecidos, entonces decidí no ver la tele ni leer el periódico".

Nacida en 1931, Trinidad es niña de la guerra y preguntada si esta pandemia le ha hecho revivir sentimientos de aquella época, ella recalca que no, que durante la guerra, fue peor la posguerra que la propia guerra, porque en la posguerra pasaron hambre y penurias. En este sentido, se muestra preocupada por la situación en que quedará el mundo, una vez finalice la pandemia del Covid 19. Trinidad se muestra preocupada por la rebeldía de algunos jóvenes que no respetan las indicaciones y recomendaciones que lanzan las administraciones, y añade, que por favor, la sociedad joven haga bien las cosas,"para que no os tengáis que ver como nosotros en la posguerra". 

Kazetaritza

Maite Peña: "Hemos tratado de proteger al máximo la calidad de vida y el bienestar psicoemocional de las personas mayores, desde la calidez y la colaboración con agentes sociales y comunitarios"

Maite Peña: "Hemos tratado de proteger al máximo la calidad de vida y el bienestar psicoemocional de las personas mayores, desde la calidez y la colaboración con agentes sociales y comunitarios"

Ainara Arregi

Maite Peña, Diputada de Políticas Sociales de la Diputación Foral de Gipuzkoa, nos acerca a la difícil situación que han vivido las administraciones durante esta pandemia, sobre todo, a la llegada del Covid en marzo de 2020. 

Iritzia

Alzheimerra, lehentasun soziosanitarioa

Alzheimerra, lehentasun soziosanitarioa

Koldo Aulestia

Alzheimerrari heltzea osasun publikoaren lehentasuna eta lehen mailako arazo soziosanitarioa da. XXI. mendeko epidemia isil handia bihurtu da, eta edozein sistema soziosanitarioen iraunkortasunerako erronka handia.