es
eu

Village Alzheimer, un pueblo para enfermos con Alzheimer

Ainara Arregi

A poco más de una hora de viaje en coche de Euskadi, apartado del centro de DAX, encontramos Village Alzheimer, un curioso pueblo creado ad hoc para las personas enfermas de Alzheimer. Se trata de una villa, en la que las personas enfermas pueden vivir con total autonomía, sin miedo a que se desorienten o se pierdan. Nos explica los detalles del proyecto, Mathilde Charon del Gabinete de Comunicación del proyecto.

¿Cómo y cuando surge la idea de crear una villa para personas con alzheimer?

El ex presidente del Consejo Departamental de Dax leyó en el periódico Le Monde del 15 de noviembre de 2013 sobre un modelo holandés de Hogeweyk, y pensó que resultaría interesante trasladar la idea a Las Landas.

¿Por qué en Dax, tan lejos del centro de Francia?

El proyecto cuenta con el apoyo de la Diputación Provincial de Landas, razón por la cual se ubica aquí. La ciudad de Dax es central, dinámica y de fácil acceso.

¿Qué condiciones deben cumplir las personas para poder vivir en la villa? 

El único criterio obligatorio es tener un diagnóstico oficial de la enfermedad de Alzheimer. Es deseable que los futuros residentes tengan la capacidad suficiente para beneficiarse de todo lo que ofrece la villa.

¿Pueden residir en la villa, enfermos que no sean franceses?

Algunos residentes no son de nacionalidad francesa pero han vivido durante muchos años en Francia. Tienen que poder sentirse como en casa.

¿Actualmente, cuantas personas viven en la villa?

105 residentes viven en la villa.

¿Qué prestaciones ofrece la villa?

Imaginada por el equipo de arquitectos Grégoire & Champagnat (Landes) y Nord Architects (Dinamarca), la villa se extiende sobre 5 hectáreas ajardinadas en el corazón de las cuales los residentes son completamente libres para evolucionar. Lejos de la Bastide, un lugar de tiendas y servicios (salón de peluquería, mediateca, sala de espectáculos, tienda de comestibles, brasserie), 4 viviendas constan de 4 casas de 300 m² cada una. Cada residente tiene un dormitorio individual con baño contiguo.

Explíquenos brevemente el día a día de los residentes.

La villa ofrece a sus residentes la oportunidad de vivir a su propio ritmo, como en casa. No hay horarios ni obligaciones. La vida cotidiana se organiza de acuerdo con las habilidades y deseos de los 7 u 8 habitantes de cada hogar. Por lo que no hay un "día típico".

¿En qué se diferencia la villa respecto a los centros de ayuda del Alzheimer o incluso al calor del hogar?

La villa ofrece una libertad sin igual en los establecimientos habituales, en un entorno perfectamente seguro. Los residentes pueden disfrutar de sus vidas allí lo mejor que puedan.

Una de las claves de la villa, es que los enfermos con Alzheimer prescindan de la medicación. ¿Por qué esta decisión?

Hoy en día, los tratamientos farmacológicos para la enfermedad han llegado a sus límites. Sólo podemos acompañar a la persona que está viviendo con esta enfermedad degenerativa. Al brindar una mejor calidad de vida a los pacientes, creemos que podemos reducir los tratamientos contra la ansiedad y los psicotrópicos.

¿Los familiares de los residentes pueden acceder a la villa cuando ellos quieren?

Sí, las familias pueden venir cuando quieran y quedarse todo el tiempo que quieran. Incluso existen apartamentos tipo estudio en la villa para aquellos que quieran quedarse varios días. Sin embargo, la actual crisis de salud requiere una verdadera vigilancia por parte de todos los que ingresan a la Villa.

¿Cuáles son las mayores dificultades con las que se encuentran en el día a día?

Por el momento, las mayores dificultades que estamos encontrando están ligadas a la gestión del coronavirus, que nos impide abrir las puertas de la villa al público en general, mientras que restaurar la vida social de los vecinos es un aspecto muy importante del proyecto.

De cara al futuro, ¿Cuál es vuestro objetivo?

Estamos comenzando 5 años de experimentación con el Ministerio de Salud para estudiar el apoyo centrado en la persona que estamos ofreciendo aquí. Nuestro objetivo es replicar las mejores prácticas de la villa en otros establecimientos para personas con Alzheimer en Francia y en el extranjero.

Para finalizar, ¿cómo se presenta el futuro de las personas con alzheimer?

El Alzheimer es una enfermedad degenerativa y apoyaremos a los residentes hasta el final de su vida. Esperamos que en la villa esta vida haya sido lo más feliz posible.

Kazetaritza

Anjel Lertxundi: "Zaintzaile saiatuenak ere, gaixoa hiltzen denean, kontzientzia txarra izaten du gaixoa nahikoa ez zaindu izanak eragina"

Anjel Lertxundi: "Zaintzaile saiatuenak ere, gaixoa hiltzen denean, kontzientzia txarra izaten du gaixoa nahikoa ez zaindu izanak eragina"

Saioa Baleztena

Euskal literaturan erreferentea da Anjel Lertxundi.Bere lanetan alzheimerra hizpide izan du, `Etxeko hautsak’ (2011, Alberdania) eleberrian lehendabizi,eta ‘Horma’n (2017, Erein), azkenekoz. GIZADIBERRIren orrietara ekarri dugu, gaixotasun honen inguruan hitz egitera.

Iritzia

Alzheimerra, lehentasun soziosanitarioa

Alzheimerra, lehentasun soziosanitarioa

Koldo Aulestia

Alzheimerrari heltzea osasun publikoaren lehentasuna eta lehen mailako arazo soziosanitarioa da. XXI. mendeko epidemia isil handia bihurtu da, eta edozein sistema soziosanitarioen iraunkortasunerako erronka handia.