es
eu

Kepa González: “Si queremos una universidad inclusiva tiene que involucrarse toda la comunidad universitaria”

Ainara Arregi

Kepa González es técnico de orientación del Servicio de Atención a personas con Discapacidad de EHU/UPV.  González considera que es primordial la implicación  tanto del profesorado,  del PAS como de los altos cargos, es decir, toda la institución tiene que estar implicada. González subraya que en el terreno de la implicación es fundamental la implicación del profesorado, ya que ellos son los que diseñan los planes de estudios y los que los desarrollan.

Kepa González elkarrizketaren une batean. Argazkia: Ainara Arregi

¿Cómo surge el  Servicio de Atención a Personas con Discapacidades?
En el 2001 surgió este servicio, impulsado por la inquietud del Servicio de Orientación y el vicerrectorado del alumnado, para ver la situación del alumnado con discapacidad. Por aquel entonces, no se sabía cuántos alumnos con discapacidad había, ni de qué tipo, ni qué necesidades tenían. Lo primero que se hizo en el 2001 fue un diagnóstico para ver un poco cual era la situación en nuestra universidad y a partir de ahí, se hizo el “Plan de Integración en la UPV/EHU de la Comunidad Universitaria con Discapacidades", aprobado en septiembre de 2001 y depende del Vicerrectorado de Estudiantes, Empleo y Responsabilidad Social.

Por aquella época, era un colectivo pequeño el que se atendía, y en el 2003 se vio la necesidad de que no se llevará éste servicio desde el Servicio de Orientación, sino crear un servicio específico y así se creó el actual Servicio de Atención a Personas con Discapacidades.

A lo largo de todos estos años, ha aumentado el colectivo al que atendemos; si al principio había 15-20 personas, el curso pasado han estado censadas 282 personas.

Actualmente,  el Servicio de Atención a Personas con Discapacidades dispone de unidades de atención en los campus de Araba, Bizkaia y Gipuzkoa.

¿Cuál es la labor de éste servicio?
La tarea central nuestra es atender las necesidades que tiene tanto el alumnado con discapacidad, o enfermedades y trastornos que requieren de necesidad especial. Contactamos con el alumnado que entra en la universidad, miramos qué medidas, qué adaptaciones, qué recursos necesita, y gestionamos todo ello, y hacemos seguimiento durante todos sus estudios, hasta que finalizan sus estudios. Al final de la carrera, les damos un pequeño  asesoramiento en tema de inserción laboral.

¿Qué porcentaje del alumnado de la UPV tienen algún tipo de discapacidad o diversidad funcional?
La UPV cuenta actualmente con 45.000 estudiantes en total, y de esos alrededor de 300 son alumnos con diversidad funcional. Es un porcentaje muy pequeño, pero en los últimos años ha crecido mucho el número de estudiantes con discapacidad que deciden estudiar en la UPV.
Cada vez se conoce más que la UPV cuenta con el Servicio de Orientación para personas con Discapacidad, y además, en las etapas anteriores de, scolarización se está haciendo un esfuerzo muy grande,  por lo cual llega más gente con discapacidad a la universidad.

¿Qué tipo de discapacidades os encontráis habitualmente en la UPV ?
Nosotros las discapacidad las clasificamos en 4 grupos: auditivas, visuales, motrices y otras. Al principio, el alumnado con discapacidad que accedía a la Universidad tenía discapacidad motriz o sensorial, es decir, problemas auditivos o visuales. Con el tiempo, el número de alumnado con estas discapacidades ha crecido pero poco, y actualmente, tres cuartas partes del alumnado con algún tipo de discapacidad está clasificado dentro de lo que nosotros llamamos, “otros”, es decir, discapacidades por trastornos mentales, psíquicas, enfermedades orgánicas que requieren algún tipo de intervención, trastornos de aprendizaje o trastornos de déficit de atención, entre otros. Estamos hablando de gente que en otros tiempos no se planteaba llegar a la universidad, y hoy en día, afortunadamente cada vez llegan más a realizar estudios universitarios.

¿Está la comunidad universitaria sensibilizada con la discapacidad?
Todavía hay una diferencia muy grande en cuanto a la conciencia social y de la comunidad universitaria hacia las personas con discapacidad. Si es una discapacidad que se ve desde fuera, por ejemplo, si vemos a una persona en silla de ruedas le atiendes de otra manera, nos sensibilizamos más, si necesita apoyo lo entendemos mejor, pero si una persona tiene una discapacidad o enfermedad que no es visible, que es encubierta, aún nos cuesta mucho sensibilizarnos. En éste último caso, tanto al profesorado, como a los compañeros de clase, en general, les cuesta más entender la situación. Hoy en día, aún, cuesta entender que todos somos diversos, y que tenemos unas dificultades para unas cosas, y otros para otras.

¿Cuál es el mayor problema con el que se encuentran los alumnos con discapacidad en la UPV?
Depende de los casos, pero por ejemplo, en el caso de los alumnos que tienen discapacidades que no se ven, el problema suele ser la invisibilidad, que a veces es incluso debido al miedo que tienen las propias personas a que se conozcan esas discapacidades. Ahí hay una barrera un poco invisible, que podemos decir se trata una barrera doble, ya que se trata de la barrera que impone tanto el alumno con discapacidad como el resto de la comunidad, que suele ser un problema importante.
Otro de los problemas es que todavía quedan barreras, cada vez menos, pero aún las hay. Las arquitectónicas las vamos superando pero, por ejemplo, la barrera en la comunicación aún existe. La web está siendo cada vez más accesible pero aún hay mucho por mejorar. La accesibilidad de las herramientas y plataformas que se utilizan para intercambio de archivos también son accesibles pero se pueden mejorar. Además, hay que concienciar al todo el profesorado que la documentación tiene que ser accesible. Por ejemplo, no puedes poner un PDF que no se pueda leer con un lector de pantalla. A veces es complicado porque no solo depende de que la herramienta sea adecuada, sino que la gente esté preparada y concienciada de que lo tiene que hacer para que sea accesible.

¿La UPV está preparada para los alumnos con diversidad funcional?
Yo diría que sí. En los últimos 15 años se ha hecho un esfuerzo muy grande, no solo desde el Servicio de Atención a Personas con Discapacidades, pero si impulsado desde éste Servicio. Se han reducido muchas barreras, se conoce que existe el Servicio, y siempre habrá cosas pendientes, pero cualquier persona que se plantee venir a la UPV, que sepa que desde el Servicio tendrá todo el apoyo y ayuda que necesite para cursas sus estudios como el resto de estudiantes.

¿Podemos decir que el sistema educativo vasco es inclusivo?
Yo creo que se está caminando hacia la inclusión. Aún no es totalmente inclusivo, todavía hay cosas pendientes en todos los niveles, pero no sólo en la universidad, sino en la sociedad en general. Que los propios responsables políticos de educación estén trabajando por la inclusión es un dato interesante. Otra cosa es que todavía queda recorrido.

Artículos Periodísticos

‘Ndoki productions’: Erdialdeko Afrikako amatasun gaztea

‘Ndoki productions’: Erdialdeko Afrikako amatasun gaztea

Oskar Epelde

Euskal Herriko nazioarteko adopzioari erreparatuz gero, Asiako haurrekin batera Afrikako haurren adopzioak nagusitu dira azken hamarkadetan. Baina, zein da jatorrizko herrialdetan haurrek bizi duten testuingurua? Idatzi honen bitartez Erdialdeko Afrikan kale gorrian bizi diren neskatilen errealitatea ekarri dugu gurera.

Opinión

De la ilusión al rechazo, el descenso de adopciones en Euskadi

De la ilusión al rechazo, el descenso de adopciones en Euskadi

Javier J. Múgica

Mientras la adopción nacional se mantiene, la internacional ha descendido de una manera muy brusca y continuada en la última década. Este descenso generalizado tiene causas derivadas del modo en que se concibe y se aborda la adopción. Desde la reforma legal, la adopción es ante todo una medida de protección de la infancia en desamparo pero esto aún no está asumido.