es
eu

Luis Campos: "Nos tenemos que empeñar en que nadie se quede atrás en el desarrollo económico"

Ainara Arregi

Con el fin de conocer la realidad de la pobreza en Navarra, hemos entrevistado a Luis Campos, director general del Observatorio de Realidad Social de Navarra. Campos es optimista respecto al resurgir de la economía post pandemia en Navarra.

¿Cuál es la situación actual de pobreza en Navarra?

Las tasas de pobreza relativa como severas son de las más bajas en el Estado español. Así ha sido históricamente en Navarra; al igual que en Euskadi, siempre se han barajado unas cifras de pobreza relativa y severa muy bajas, en comparación con el resto del Estado. En cuanto a los indicadores de desigualdad, las cifras también son mejores que en otras regiones españolas, por ejemplo, el índice Gini, la tasa Arope, el índice S80/S20, que nos sitúan como una región con tasas de pobreza relativamente bajas, y una cohesión económica y social bastante alta. 

¿Cuál es el perfil de una persona pobre?

Sobre todo son colectivos de personas inmigrantes, que soportan tasas de pobreza mucho más superiores que a las personas nacionales, y sobre todo, también, mujeres y menores. En este sentido, un tema que a mí me preocupa mucho es que existen unas desigualdades territoriales importantes. Aunque los datos en el conjunto de la Comunidad son muy positivos, en comparación con otras comunidades, existe un desequilibrio territorial bastante importante, sobre todo entre las comarcas norte y sur de Pamplona. Las tasas de pobreza que sobre todo existen en la Ribera de Navarra son mucho más amplias que las que tenemos en la zona media y en el norte de Navarra. También la población de personas inmigrantes es mayor en esa zona y las tasas de desempleo son mayores. Esa es la fotografía que tenemos de Navarra preCovid.

¿Y qué pasa cuando llega el Covid? ¿Cuál es la fotografía de la pobreza en Navarra?

Hemos tenido un aumento importante de desempleo, que sobre todo está afectando a la población pobre, y menos cualificada. Dicho aumento de desempleo lo que conlleva es que, los colectivos que ya se situaban en un estado de pobreza importante, lleguen a un abismo/distancia más grande que el resto de los navarros. La digitalización, la robotización de la economía, toda esa economía que se va a desarrollar con mucho valor añadido demandante de perfiles muy cualificados, va hacer que a todas esas personas que estaban en esa situación de pobreza, y vinculados a bajos perfiles de cualificación, les va a resultar cada vez más difícil adaptarse a la demandan del mercado de trabajo. Les va a ser cada vez más difícil salir de esa pobreza. Y eso, nos lleva a una sociedad cada vez más polarizada. Una vez que pasemos el Covid y se pongan en marcha presupuestos, proyectos, factores que se están desarrollando en Navarra, yo creo que la fotografía del conjunto de la sociedad Navarra va a ser con tasas de desempleo bajas, con tasas de pobreza también bajas, pero la cohesión se va ver mermada, y vamos hacia una sociedad muy polarizada. Yo creo que habrá una gran parte de la sociedad navarra que tendrá unas condiciones socio-económicas favorables, pero cada vez más alejado por ese conjunto de la población con menos cualificación e inmigrante, que cada vez les va a resultar más difícil adaptarse a esa sociedad, y se va a ver cronificada su situación de pobreza, la de ellos, y la de sus hijos. Yo creo que, después de la pandemia, el escenario económico va a resurgir pero no veo encaje a esos colectivos; y cómo encajarlos en la teoría es muy fácil, mediante recualificación, adaptar sus competencias a la demanda del mercado de trabajo, pero esa adaptación cada vez va a ser más difícil, porque cada vez van a ser de mayor especialización, mayor complejidad, y desde posiciones en las que el nivel es muy básico, y con problemas, incluso, para comunicarse en lengua castellana, veo que cada vez va a ser más difícil. Nosotros en Navarra, al igual que en Euskadi, tenemos la renta de garantía de ingresos (RGI) que es una herramienta muy buena contra la lucha de pobreza más severa, pero no va a ser una herramienta suficiente para que el colectivo más afectado por la pobreza, se adap te a los nuevos requerimientos y existe un peligro de cronificación. 

¿La pobreza sólo se mide en indicadores económicos?

Muchas veces cuando hablamos de pobreza sólo nos referimos a cuantos ingresos tiene la persona, se habla de pobreza extrema, severa, pero me parece un discurso muy economicista y muy neoliberal. Pero no se tiene en cuenta si existe el acceso a una educación de calidad, el acceso a una sanidad de calidad, el acceso a unas condiciones de seguridad, el contar con un entorno seguro, etc. No es lo mismo tener unos ingresos “x” y tener una sanidad y educación gratuita, que cobrar “x” y tener que pagar por esos servicios, porque los ingresos pueden ser buenos, pero si los servicios básicos tienes que pagarlos o vives en un entorno no seguro, la calidad de vida seguro que no es buena, a pesar de tener buenos ingresos. Por eso digo, que cuando hablamos de pobreza, no sólo tenemos que mirar a los temas económicos.

¿Crees que la pandemia puede modificar el perfil de la pobreza?

En Navarra, en el que tenemos un sector industrial muy potente, una administración pública motor, el sector industrial muy relacionado con las energías renovables, a la automoción, yo creo que el perfil no modificará a pesar de que a día de hoy haya muchas familias que sobreviven por lo ERTEs, no creo que haya un impacto tan grande en Navarra. De hecho, en el mes de noviembre de 2020 subió  el desempleo, pero porcentualmente ha subido menos que en el 2019. Yo soy relativamente optimista, porque creo que pasado el Covid, en Navarra la recuperación va a ser muy rápida. Al igual que habrá comunidades más expuestas al turismo lo van a tener más difícil, aquí se ha visto que en cuanto el Covid ha tenido menos incidencia, la economía se ha comportado con mucha competitividad.

¿Qué medidas se han adoptado desde las administraciones para que no se agudice la pobreza en Navarra?

Aquí creo que hemos tenido 2 instrumentos clave; por una parte, los ERTEs, que creo que se han adaptado bien a un escenario como este, y ha amortiguado el impacto a corto plazo de manera muy importante. Por otra parte, tenemos la Renta de Garantía de Ingresos, que es capaz de llegar a esos colectivos más vulnerables, que pasan más rápidamente de una situación de precariedad laboral, a una situación de no tener ingresos, y no tener capacidad para afrontar unos meses sin ingresos. Yo creo que con esos dos mecanismos, el impacto de la crisis se está amortiguando. En Navarra no hemos visto colas de gente para recibir alimentos, o un aumento de la gente que vive en la calle, por lo que, eso quiere decir que los mecanismos han estado funcionando. Creo que como sociedad debemos estar contentos, porque hemos visto que tenemos mecanismos que a corto plazo dan respuestas a crisis imprevistas. 

Estamos hablando en todo momento de la pobreza económica, pero en el ámbito social ¿cómo se refleja esto?

En el ámbito social tenemos muy identificados a los colectivos que mayoritariamente están en esa situación de pobreza, tenemos indicadores que nos hacen ya ver que hay procesos de cronificación en determinados colectivos, y es ese el ámbito en el que nos tenemos que centrar. Por ejemplo, en Navarra uno de los colectivos cronificado es el colectivo gitano; y estamos viendo que el colectivo de inmigrantes va de camino a cronificarse. Por lo que, tenemos que reflexionar qué podemos hacer para que esas personas puedan adaptarse a un sistema económico y de empleo, en el que van a demandar unos determinados perfiles, muy vinculados a la digitalización. Y debemos reflexionar sobre cuál es el modelo con el que debemos trabajar con esos colectivos para que no se cronifiquen, como ya nos ha pasado con otros colectivos. Por ejemplo, aquí en la Ribera navarra tenemos un importante colectivo de inmigrantes que trabajan en el sector primario, y este es un colectivo que está viviendo una importante robotización, que lo que va hacer es que se necesite menos mano de obra, y que la mano de obra que se necesite sea más cualificada. Es decir, o empezamos a pensar que eso va a llegar sí o sí, y que el Covid lo que ha hecho es adelantar esos procesos entre 5 y 10 años, o vamos a tener a mucha gente viviendo en un entorno rural sin posibilidad de trabajo. 

¿Tenéis algo en mente respecto a medidas sociales a corto-medio plazo?

El Departamento de Derechos Sociales y el Servicio Navarro de Empleo tienen identificada esa necesidad de trabajo y formación con los colectivos más vulnerables. Ahí tenemos que incidir y trabajar con los instrumentos habituales con los que hemos venido trabajando, pero tenemos que reflexionar también sobre la innovación social, a todos los elementos que podamos ir aprendiendo en colaboración con otras regiones, otros países para cualificar, recualificar a esas personas y también desarrollar empresas y servicios para que tengan esa capacidad de trabajar y desarrollar una vida plena.

¿Cómo se presenta el futuro en Navarra?

Yo soy optimista. En cuanto pasemos el Covid, yo creo que el futuro económico es prometedor. Nos ha servido esta pandemia para hacer el Plan de Reactivación de Navarra, donde hemos identificado una serie de objetivos en cuanto a cuál es la sociedad del futuro, en qué queremos desarrollar servicios, economía y empresas, que yo creo que va a ser muy útil. Ahora hay un cambio de paradigma; vamos a tener más recursos por vía presupuestaria, hay un paquete muy importante de la Comisión Europea que nos a servir en Navarra para apuntalar esos desarrollos económicos y sociales, que va hacer que exista un desarrollo muy importante. Tenemos que ser capaces de no perder de vista, que ese desarrollo esté vinculado también a una cohesión social y territorial. Nos tenemos que empeñar en que nadie se quede atrás en ese desarrollo económico, que yo estoy seguro que se va a producir.

Artículos Periodísticos

COVID-19ak gogorren kolpatutako aurpegiak

COVID-19ak gogorren kolpatutako aurpegiak

Saioa Baleztena

Koronabirusaren ondorioz gizartean loratutako osasun krisiak gogorren kolpatu ditu ahulenak. GIZADIBERRiren ale honetako ‘Protagonista’ atalean hainbat egitasmoetako ordezkarien testigantza ekarri nahi izan dugu.

Opinión

Alzheimerra, lehentasun soziosanitarioa

Alzheimerra, lehentasun soziosanitarioa

Koldo Aulestia

Alzheimerrari heltzea osasun publikoaren lehentasuna eta lehen mailako arazo soziosanitarioa da. XXI. mendeko epidemia isil handia bihurtu da, eta edozein sistema soziosanitarioen iraunkortasunerako erronka handia.