es
eu

Quienes somos

David Flores

Gizadiberri es un espacio que pretende impulsar un debate público profundo, crítico y respetuoso sobre los temas de ámbito social. Gizadiberri quiere ser un punto de encuentro para los profesionales, voluntarios, investigadores y responsables públicos que trabajan en el sector social, así como para la ciudadanía vasca en general.

En este plaza pública trabajamos temas sociales y publicamos noticias, entrevistas, opiniones, reportajes, etc. en diferentes soportes y formatos: en este sitio web, en publicaciones en papel y en jornadas presenciales. En todas ellas queremos fomentar el debate desde la pluralidad. Por eso, Gizadiberri es una red de colaboradores que está abierta a todas las personas que quieren participar en ella.

Nos preocupan los modos, las prioridades, los recursos y los medios que tenemos para afrontar las necesidades sociales de nuestro entorno. Creemos imprescindible la reflexión, la opinión crítica y el debate para mantener y profundizar en el bienestar que la sociedad vasca ha desarrollado y logrado. Estamos convencidos de ello y Gizadiberri es una plaza que pretende aportar en esa dirección.

Artículos Periodísticos

Bakardadearen ministroak al dauzka erantzun guztiak?

Bakardadearen ministroak al dauzka erantzun guztiak?

Garazi Goia

Erresuma Batuan, urte hasieran Theresa Mayk Tracey Crouch “bakardadearen ministro” izendatu zutenean, ez zegoen munduan beste inon antzeko aurrekaririk. Nahiz eta bakardadea tradizionalki zahartzaroari lotu izan ohi zaion, oraingoan ez zen zahartzarori begira ari. Crouch definitu zuen testuinguruan eta orain ministroak ezarri dituen ardatz nagusiak honakoak dira: bizitza modernoaren eragina, emakume gazteen egoera eta negu hotz eta luzeetako bakardadea, azken hori zahartzaroari lotuta.

Opinión

Cómo luchar contra la soledad de las personas mayores

Cómo luchar contra la soledad de las personas mayores

Leire García

Fermín Bruguera, donostiarra de 92 años, enviudó hace ocho. De repente, no tenía con quién compartir la vida ni con quién hacer esas actividades de ocio que tanto disfrutaba con su mujer, como acudir a conciertos de ópera, que le recordaban su etapa de director del Orfeón de la Castaña y vicepresidente de la mítica Sociedad Gastronómica Gaztelubide.