es
eu

La crisis de los refugiados, Europa ante sus demonios

Gorka Moreno

Gorka MorenoMucho se ha hablado sobre la crisis de los refugiados y mucho también, como no podía ser de otra manera de Derechos Humanos y de acogimiento. Lógicamente, este es el punto de partida y no otro, pero como podremos ver a continuación en el mundo de la Real Politik europea este acercamiento tiene más bien poco eco y repercusión.

Esta crisis no ha hecho más que visibilizar de forma mucho más dramática los dilemas de la construcción europea y los grandes e inquietantes retos a los que se enfrenta. De forma nada disimulada cada país ha optado por la estrategia del sálvese quien pueda y de intentar pasar el problema al país de al lado. De hecho, la Unión Europea en estos momentos se encuentra ante una disyuntiva que bascula entre establecer una política común y unificada de gestión de las fronteras y de las personas solicitantes de asilo; o bien, olvidarse de los logros en materia de integración interna y en definitiva de Schengen. Esta segunda opción es la que parece que está primando en estas últimas semanas, cada vez se está optando más por la lógica del reino de taifas europeo y cada país opta cada vez con más frecuencia por limitar la libre circulación dentro de su territorio.

Si en un primer momento de esta crisis parece que prevaleció la visión de los derechos humanos dentro de la opinión pública europea. En estos momentos dicha perspectiva ha perdido fuerza mediática y son cada vez más las personas que afirman que Europa no puede ofrecer ayuda a tanta gente, hasta el propio primer ministro ha hecho unas declaraciones en este sentido. Dicho de otra manera, no parece que ahora las personas solicitantes de asilo sean tan bienvenidas como hace unas semanas.

En toda esta dinámica no podemos dejar a un lado acontecimientos acaecidos en estas últimas fechas y que han hecho que el sentimiento islamofóbico haya tomado más fuerza si cabe aún y que los partidos de corte euroescéptico y xenófobo hayan encontrado una mina para poder defender y propugnar su visión sobre esta crisis y lo que es peor, acabar contaminando la propia perspectiva de gran parte del resto de fuerzas políticas y sociales.

¿Con un escenario como éste qué nos puede deparar el futuro a corto y medio plazo? No creo que vaya a haber una respuesta compartida y realmente operativa dentro del seno de los países de la Unión Europea; y si la hay, va a ser precisamente para desentenderse del problema lo máximo posible. Y esta idea lo que conlleva es que más que una gestión de las fronteras externas consensuada se va a optar por establecer fronteras y muros a los refugiados más allá de las propias de la Unión Europea. En este contexto, Turquía está jugando y va a jugar un papel clave, se va a convertir en el gendarme y regulador de la crisis siria y como no puede ser de otra manera, lo va a hacer a su manera…

Dicho de otra forma, la Unión Europea va a externalizar y alejar el problema para que la repercusión mediática y las distorsiones que este tema pueda crear en la gobernanza europea sean las menores posibles. Turquía no va a hacer esta labor de forma gratuita y como puede esperarse las prebendas que obtendrá serán –y están siendo ya- suculentas.

Flaco favor le hace esta opción al proyecto europeo y mientras que la clase política comunitaria siga sin tener un discurso claro, alternativo y creíble ante los partidos xenófobos, el resultado va a ser que la sociedad europea va a seguir escorándose hacia estas posiciones y que la idea de una Europa basada en la convivencia y la libertad va a seguir erosionándose. Esta dinámica venía de hace tiempo y la crisis de los refugiados no ha hecho más que visualizarla de forma más nítida aún si cabe y donde en algún momento se pudo ver una oportunidad en estos momentos yo no veo más que oscuridad.

Artículos Periodísticos

Mamadou: “Ura leporaino izan ondoren, pozik nago onik heldu naizelako”

Mamadou: “Ura leporaino izan ondoren, pozik nago onik heldu naizelako”

Jon Intxaurraga

Mamadou ez da benetako izena, baina hala deitzea eskatu digu. 40 urte inguru ditu eta pozik dago Europara onik heldu delako. Ginea Konakritik isil-gordeka joan zen arren, familiarekin hitz egiteko aukera izan du. Jakin izan balute zer asmo zeukan, ez zioten ateratzen utziko. Oso eskertuta dago Espainiako Gobernuari eta, batez ere, Bilbon hartu duen jendeari.

Opinión

Es necesario un reparto más justo de la responsabilidad entre países

Es necesario un reparto más justo de la responsabilidad entre países

Francesca Friz-Prguda

Ni la cifra de 68,5 millones de personas desplazadas forzosamente en todo el planeta, ni el aumento de la tasa de mortalidad en aguas del Mediterráneo son noticias nuevas, sino lo que los medios de comunicación llaman “actualidad continua”. Informaciones en las que los detalles cambian pero en las que el sustrato es común.